Print

Presión positiva continua en la vía aérea (CPAP, por sus siglas en inglés)

La presión positiva continua en la vía aérea (CPAP) es el tratamiento recomendado para la apnea obstructiva del sueño de moderada a grave. Esta hoja informativa muestra cómo se debe utilizar con seguridad la CPAP en el propio domicilio y obtener el máximo provecho del tratamiento.

Última actualización 02/02/2021
This content is available in multiple languages.

Las máquinas de CPAP funcionan mediante la generación de una corriente de aire que mantiene abierta la vía aérea superior durante el sueño. Hay muchas máquinas diferentes y los dispositivos modernos son pequeños, cómodos y fáciles de usar. La corriente de aire es impulsada a través de tubos vía una mascarilla hasta la parte posterior de la garganta. La elección de la máquina y el nivel de presión de aire los determinará un especialista del sueño después de que usted haya sido sometido a un estudio durante la noche, por lo general en un centro del sueño. Los niveles se ajustan más tarde, una vez que haya tenido la oportunidad de acostumbrarse a la máquina en su casa

Alternativas a la CPAP fija


En términos generales, la mayoría de las máquinas de CPAP se ajustan a una presión fija. Esta presión es la que va a controlar al menos el 95% de todos los episodios durante la noche. Sin embargo, los pacientes pueden encontrar incómodo respirar en contra de una presión fija durante toda la noche y puede que les resulte difícil de tolerar. Algunos dispositivos suministran una presión variable y se ajustan automáticamente a los diferentes patrones de respiración durante la noche. Mucho menos frecuentemente se utiliza la ventilación con presión positiva de dos niveles, empleando un tipo diferente de máquina, para suministrar presiones diferentes en la inspiración y en la espiración.

Opciones de mascarillas faciales


Es posible que necesite un cierto tiempo para adaptarse al uso de la mascarilla. Se dispone de un amplio repertorio de mascarillas de diferentes estilos y diseños y la mayoría de las personas son capaces de encontrar la mascarilla que se les ajuste bien y sea cómoda.
Los diferentes estilos de mascarillas son los siguientes:

Mascarillas nasales – Son el tipo más frecuente de mascarillas. Se colocan sobre la nariz y se mantienen en su lugar mediante una correa alrededor de la cabeza. Sin embargo, no son muy útiles si usted tiene problemas para respirar por la nariz.

Mascarillas faciales – Son útiles para las personas que sólo respiran por la boca o cuya respiración regular alterna entre la nariz y la boca.

Olivas y almohadillas nasales – Estas mascarillas se insertan en las fosas nasales. Ofrecen una alternativa útil a los diferentes tipos de mascarillas, especialmente para las personas que sienten claustrofobia con una mascarilla facial o que no pueden encontrar una mascarilla que se adapte a ellos.

Aparte de estas tres variedades principales, hay otros modelos de mascarillas que no se utilizan con mucha frecuencia, como una mascarilla que comprende la inserción en la boca de una boquilla o una boquilla libre con almohadillas nasales.

Consejos para los pacientes: Cuidado del equipo


  • Lave la almohadilla de la mascarilla con un detergente suave todos los días
  • Lave el resto de la mascarilla por lo menos cada dos días
  • Lave el tubo cada quince días
  • Revise los filtros cada dos semanas y cámbielos según sea necesario
  • El arnés puede necesitar sustitución cuando las correas se aflojen o si tiene d
    un buen ajuste mientras se mueve
  • Puede ser necesario sustituir la almohadilla de la mascarilla cuando se
    beneficios sin ningún otro problema, o cuando se tengan dificultades para obte

Solución de problemas para la terapia de CPAP


Una serie de problemas pueden ocurrir, por lo general durante las primeras semanas de tratamiento con CPAP. En su mayoría son leves y normalmente se resuelven espontáneamente o con tratamiento. A continuación se muestra un resumen de estos problemas y consejos sobre cómo se pueden controlar. Cualquier problema importante debe ser comunicado inmediatamente a su médico o enfermera, que podrán abordarlo junto con un especialista en una unidad de sueño.

Recuerde:

  • Por favor, informe a los profesionales médicos y dentistas de que usted padece un trastorno del sueño y necesita una CPAP
  • No conduzca si tiene somnolencia
  • Evite el exceso de alcohol y los medicamentos sedantes
  • Lleve su equipo con usted si acude al hospital

Este material ha sido elaborado con la ayuda de los expertos en CPAP de la ERS, la Dra. Renata Riha y el Dr. Miguel Román Rodríguez.

Suscríbase a nuestro boletín de noticias