Pruebas para sus pulmones: prueba de transferencia de gases

La principal labor de los pulmones es insuflar oxígeno en el torrente sanguíneo y eliminar el dióxido de carbono. Esto se conoce como transferencia de gases. Ciertas dolencias, como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) o la fibrosis pulmonar idiopática (FPI), pueden dificultar la transferencia de gases.

La prueba de transferencia de gases estima con qué eficacia toman oxígeno sus pulmones del aire que respira y lo trasladan a su torrente sanguíneo. Puede utilizarse para ayudar a diagnosticar y monitorizar una variedad de enfermedades pulmonares.

Última actualización 12/12/2022
This content is available in multiple languages.

¿Cuándo se me hará la prueba?


Su profesional sanitario le derivará para hacerse la prueba si necesita más información sobre la eficacia con que están funcionando sus pulmones. Si tiene alguna pregunta sobre su salud pulmonar o sobre la prueba de transferencia de gases, deberá hablar con su proveedor de atención sanitaria.

¿Qué ocurre durante la prueba?


La prueba consiste en inspirar una pequeña pero inocua cantidad de gas llamado monóxido de carbono a través de una boquilla y contener la respiración durante 10 segundos para ver cuanta cantidad de dicho gas absorben sus pulmones.

  1. Antes de la prueba su profesional sanitario le explicará qué debe hacer y cómo soplar por la boquilla.
  2. Se le pedirá que se coloque una pinza en la nariz antes de someterse a la prueba. El objetivo es impedir que el aire escape por sus fosas nasales.
  3. Durante la prueba comenzará respirando normalmente por la boquilla. Luego se le pedirá que tome una bocanada larga y profunda y que a continuación vacíe los pulmones, exhalando tanto tiempo como le sea posible.
  4. Cuando ya no pueda expulsar más aire, se le pedirá que tome otra bocanada profunda, llenando así los pulmones. Luego contendrá la respiración durante 10 segundos y a continuación soltará el aire y respirará con normalidad.
  5. Después de que haya hecho la prueba, podrá descansar unos minutos antes de volver a hacer la prueba para comprobar que los resultados coinciden.

¿Qué significan los resultados?


La máquina analizará una muestra del gas que haya exhalado en la prueba. Los resultados le dirán a su profesional sanitario con qué eficacia transfieren oxígeno sus pulmones al torrente sanguíneo.

Su profesional sanitario comparará los resultados con lo que se considera normal para una persona de su edad, altura, sexo y etnia.

¿Qué ocurre si los resultados de la prueba parecen anormales?


Unos resultados anormales sugieren que el oxígeno no está pasando con facilidad de los pulmones al torrente sanguíneo. Esto podría deberse a diferentes dolencias, incluidas la fibrosis pulmonar idiopática y la EPOC. Su profesional sanitario examinará los resultados con usted para averiguar la causa.

Muchas enfermedades que afectan a sus pulmones están causadas por el tabaco. Nunca es demasiado tarde para dejar de fumar y hay apoyo disponible. Pregunte a su profesional sanitario cómo puede ayudarle a dejar de fumar. El sitio web de la European Lung Foundation (www.europeanlung.org) tiene mucha información sobre las ventajas de dejar de fumar que puede descargar en diversos idiomas, de modo que este podría ser un buen lugar para empezar.

Si ya se le ha diagnosticado una enfermedad pulmonar, los resultados de la prueba le ayudarán a saber cómo gestionarla de forma óptima y si se precisan más tratamientos. Su profesional sanitario hablará de ello con usted.

¿Qué problemas podrían darse durante la prueba?


No hay riesgos conocidos de hacer la prueba de transferencia de gases, pero podría hacerle sentir cansancio, sobre todo si tiene una enfermedad pulmonar. Asegúrese de que sabe lo que puede esperar antes de ir. Puede ver un vídeo de demostración de la prueba de transferencia de gases abajo o en www.youtube.com/watch?v=5eET_dRV284&t=4s. Saber qué esperar puede ahorrarle tiempo y energía.

Se le dará tiempo para recuperarse entre pruebas para procurar que no se canse demasiado.  Si siente cansancio o mareo, pida a su profesional sanitario que le dé unos minutos para recuperarse antes de volver a hacer la prueba.

Algunas personas podrían notar que la prueba les hace querer toser. Si esto ocurre, intente despejar el pecho antes de volver a intentarlo.

¿Necesitaré más pruebas?


Podría pedírsele que repitiera la prueba de transferencia de gases en momentos diferentes para averiguar cuál es un resultado normal para usted y para monitorizar su enfermedad.

Si los resultados indican que podría tener una enfermedad pulmonar, su profesional sanitario podría derivarle para hacer más pruebas a fin de poder hacer un diagnóstico.

Vídeo de realización de la prueba de transferencia de gases


Suscríbase a nuestro boletín de noticias