Print

Asma infantil

El asma es una enfermedad que causa inflamación en las vías respiratorias. Es la enfermedad a largo plazo más común en la infancia.

El asma puede comenzar en cualquier momento de la vida, pero es probable que su aparición se produzca en la infancia.

Última actualización 30/04/2021
This content is available in multiple languages.

Síntomas


Los síntomas comunes del asma infantil incluyen:

  • Sibilancia
  • Dificultades respiratorias
  • Opresión pectoral
  • Tos

Con frecuencia, los síntomas aparecen por la noche y primeras horas de la mañana.

En ocasiones, los síntomas pueden empeorar en horas o minutos, causando una restricción grave de las vías respiratorias conocida como ataque de asma. El asma aguda es la forma más frecuente de ingreso hospitalario en niños de todas las edades.

Los fallecimientos por asma son bajos y se han reducido en Europa durante los últimos años. Las últimas investigaciones sugieren que 9 de cada 12 muertes por asma se deben a anafilaxis con asma causada por alergias alimentarias.

Causas


El asma es el resultado de una interacción entre factores ambientales y factores genéticos.

FACTORES AMBIENTALES

Se sabe que la exposición al humo, a través de una madre fumadora durante el embarazo o tras el nacimiento del bebé, aumenta el riesgo de aparición del asma y de problemas pulmonares durante la infancia.

Las infecciones por virus respiratorios durante la infancia pueden llevar al desarrollo de asma o ataques de asma agudos. Un 50 – 60 % de los niños hospitalizados por el virus respiratorio sincitial (VRS) desarrollan asma más adelante. El 65 % de los ataques de asma en niños en edad escolar se deben a infecciones por rinovirus.

Los alérgenos, como los ácaros del polvo doméstico y el pelo animal, también pueden contribuir al desarrollo del asma. Aproximadamente el 60 % de los niños en edad escolar padecen alergias, particularmente por la caspa animal, los ácaros del polvo doméstico y el moho, así como el polen de las plantas.

FACTORES GENÉTICOS

El asma y las alergias están estrechamente relacionadas con genes heredados de los progenitores. En la actualidad, los expertos están estudiando diferentes características genéticas del asma para identificar los marcadores de esta enfermedad. Varían en cada persona, del mismo modo que el asma afecta a cada uno de forma diferente. Además, con frecuencia, los factores genéticos implican que las diferentes personas respondan a los tratamientos de forma distinta. La exposición ambiental puede causar cambios en los genes. Posteriormente, estos cambios pueden ser heredados por las generaciones posteriores y aumentar el riesgo de desarrollo del asma (mecanismos epigenéticos).

Un área clave de la investigación relacionada con el asma infantil es la información de la genética de la enfermedad y la identificación de los marcadores para ayudar a los expertos a predecir el modo en que las personas responderán a los distintos tratamientos.

EJERCICIO

El ejercicio también puede causar agudizaciones del asma. Esta forma de la enfermedad se conoce como asma inducida por el ejercicio. Sin embargo, si el ejercicio se controla correctamente, puede ser muy beneficioso para ayudar a los niños a controlar los síntomas.

Prevención


Los esfuerzos para prevenir el asma infantil incluyen:

  • Evitar la exposición al humo del tabaco
  • Reducir la exposición a alérgenos, como los ácaros del polvo y el pelo animal
  • Educación en el asma y ayudar a los niños y progenitores a tomar medidas de precaución

Algunos medicamentos, como los antihistamínicos y antiinflamatorios, pueden ayudar a evitar la enfermedad o afectar a su desarrollo a largo plazo, pero todavía no está constatado.

Tratamiento


No hay ninguna prueba de uso amplio para el diagnóstico del asma. En niños, con frecuencia se identifica cuando aparecen síntomas comunes de sibilancia, opresión en el pecho o tos.

Los medicamentos utilizados para el tratamiento incluyen:

  • Medicación controladora: Esta medicación se toma con regularidad para crear un efecto de protección contra los síntomas el asma. Suele tener la forma corticosteroides inhalados (ICS), utilizados con o sin agonistas beta de larga duración.
  • Medicamentos de alivio: Se toman para aliviar los síntomas del asma. Relajan los músculos alrededor de las vías respiratorias afectadas y pueden utilizarse cuando se produce un ataque de asma o si empeoran los síntomas. Suelen ser agonistas beta de corta duración.

El cuidado del asma supone mucho más que medicamentos. La participación en actividades y el ejercicio son muy importantes en el asma infantil y deben promoverse.

Suscríbase a nuestro boletín de noticias